Health Library

Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Cómo amamantar a su bebé prematuro en casa

Hasta ahora, su bebé ha recibido los cuidados de la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Usted ha comenzado a amamantarlo. Ahora usted está lista para pasar a la lactancia materna completa en casa. Aquí podrá encontrar respuestas a algunas de sus dudas en cuanto a esta transición.

Mujer amamantando a un bebé prematuro recostada hacia atrás.

Mujer amamantando a un bebé prematuro en posición invertida.

Mujer amamantando a un bebé prematuro en posición de cuna cruzada.

Posición “recostada”

Posición de “fútbol americano”

Posición de “cuna cruzada”

Cómo prepararse para el alta del bebé

  • Extráigase más leche de la que necesite. Esto le ayudará a estimular su cuerpo a producir tanta leche como sea posible. Cuanta más leche produzca, más fácil le resultará a su bebé alimentarse.

  • Averigüe el peso de su bebé al momento de salir de la UCIN. Esto le permitirá hacer un seguimiento para saber si su bebé aumenta de peso en casa.

Lactancia materna en casa

  • Siga usando las posiciones recomendadas para los prematuros hasta que su bebé pese por lo menos unas cinco o seis libras. (Vea abajo para obtener más información acerca de estas posiciones).

  • Propóngase alimentar a su bebé entre 8 y 12 veces al día. Tal vez le recomienden alimentar a su bebé cuando parezca tener hambre, y no según un horario fijo. Esto ayuda a evitar que el bebé se canse. Pero en algunos casos, es necesario establecer un horario para asegurarse de que el bebé se alimente lo suficiente. Si su bebé parece tener hambre, deberá alimentarlo entre las horas preestablecidas.

  • Su bebé deberá tomar tanta leche como sea posible de uno de los pechos antes de cambiar al otro. Esto se debe a que la leche final que sale del pecho al amamantar es más rica en grasa y calorías que la leche que sale primero.

  • Muchos proveedores de atención médica recomiendan usar un sacaleche además de amamantar a su bebé. Esto ayuda a mantener la producción de leche.

  • Si le recetaron suplementos para su bebé, hable con su proveedor de atención médica sobre cuál es la mejor manera de agregarlos a la alimentación de su bebé. 

¿Cómo sé si mi bebé está comiendo lo suficiente?

El proveedor de atención médica debe evaluar el consumo de leche de su bebé poco después de que sea dado de alta. Esto se puede hacer en una consulta o por teléfono. Para asegurarse de que su bebé esté comiendo lo suficiente:

  • Cuente los pañales mojados y las veces que defeca el bebé. El bebé debe tener por lo menos ocho pañales mojados y defecar al menos una vez al día.

  • Escuche para asegurarse de que su bebé esté tragando durante la lactancia. De lo contrario, el bebé puede estar succionando pero sacando muy poca leche o nada en absoluto.

  • Después de amamantar al bebé, sus pechos deberán sentirse más blandos y descargados. Su bebé deberá verse satisfecho.

  • El proveedor de atención médica pesará al bebé en su consultorio en todas las visitas. También puede pesarlo usted en su casa en una balanza especial para bebés.

  • Si tiene problemas para amamantar, póngase en contacto con un puericultor. También puede dirigirse a una organización local de apoyo a la lactancia materna. Esto puede ser de mucha ayuda, especialmente si está amamantando a más de un bebé.

¿Puede haber problemas con la lactancia materna debido a que mi bebé es prematuro?

Los bebés prematuros pueden tener dificultad con la lactancia materna al comienzo. Estos problemas generalmente mejoran a medida que el bebé madura. Entre ellos se pueden incluir los siguientes:

  • Dificultad para lograr que el pezón se ubique correctamente en la boca

  • Quedarse dormido en el pecho cuando comienza a comer

  • Dificultad para coordinar la succión, la deglución y la respiración

  • Succión débil (dificultad para obtener suficiente leche incluso durante una sesión larga de lactancia)

  • Patrones de sueño impredecibles

Posiciones para amamantar

Los bebés prematuros necesitan amamantarse en posiciones que ofrezcan apoyo adicional para el cuello y la cabeza. Estas son las posiciones más seguras para la lactancia de los bebés prematuros:

Posición “recostada”

Recuéstese en una silla con su cuerpo en un ángulo de 45 grados. En esta posición, su pecho es un lugar adecuado para que el bebé pueda moverse sobre su estómago. Todo el cuerpo del bebé cuenta con apoyo apropiado. El bebé puede tener reflejos para moverse hacia su pezón, encontrarlo y comenzar a alimentarse. Esta será la posición más cómoda para ambos. Tendrá una mano libre porque su cuerpo sostiene al bebé.

Posición de “fútbol”

Coloque una almohada al lado del pecho que vaya a usar. Acueste al bebé sobre la almohada a la altura del pecho. Coloque la parte posterior de la cabeza del bebé en la palma de la mano. Use el antebrazo para sostener los hombros y la columna. Coloque las piernas del bebé entre su brazo y su cuerpo. Si está amamantando gemelos, puede usar esta técnica para alimentar a ambos bebés a la vez.

Posición de “cuna cruzada”

Colóquese una almohada en el regazo y acueste a su bebé a la altura del pecho. Sostenga la cabeza y cuello del bebé con la mano el brazo contrarios al pecho que vaya a usar. Sujete la cabeza del bebé por debajo de las orejas, por la nuca. Use la otra mano para sujetarse el pecho.

Revisor médico: Adler, Liora C, MD
Revisor médico: Freeborn, Donna, PhD, CNM, FNP
Última revisión: 2/1/2018
© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.