Health Library

Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Tratamiento hormonal contra el cáncer de mama

El estrógeno es una de las hormonas femeninas. En ocasiones, las células cancerosas de la mama usan el estrógeno para crecer y multiplicarse. La prueba del receptor hormonal permite medir qué cantidad de ciertas proteínas (llamadas receptores hormonales) se encuentran en el tejido canceroso de la mama de una persona. Si la prueba da positivo, significa que es probable que el estrógeno esté contribuyendo al crecimiento de estas células. El tratamiento hormonal contra el cáncer de mama reduce la acción del estrógeno sobre estas células.

Cómo actúa el tratamiento

El tratamiento hormonal está indicado únicamente para los tipos de cáncer que contienen proteínas que se pueden unir al estrógeno. El tratamiento puede bloquear el estrógeno e impedir que se una a estas células. El tratamiento hormonal puede disminuir la probabilidad de que el cáncer de mama recurra (reaparezca). Por lo general, es el primer tratamiento para las personas que tienen un cáncer de mama con receptores de hormonas positivos que se ha propagado. Es un complemento a los demás tratamientos, como la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. El tipo de tratamiento hormonal que se use depende de factores como el sexo, la edad y si el cáncer se ha propagado o no.

Cómo se realiza el tratamiento

Hay distintos tipos de tratamiento hormonal. Por ejemplo:

  • Antagonistas de los receptores estrogénicos. Estos medicamentos impiden que el estrógeno interactúe con las células cancerosas. Están disponibles en forma de pastillas y en inyecciones. Están indicados para cáncer de mama en estadio temprano o tumores que se han propagado. Pueden ayudar a impedir que el cáncer de mama regrese después del tratamiento. También pueden ayudar a reducir el riesgo de tener cáncer en la otra mama. Además, pueden administrarse para reducir el riesgo de cáncer de mama en algunas mujeres.

  • Inhibidores de la aromatasa. Estos medicamentos impiden que el cuerpo produzca estrógeno. O pueden inhibir el efecto de esta hormona en el organismo. También pueden usarse para tratar el cáncer de mama que se ha propagado y ayudar a impedir que regrese después del tratamiento. Se administran únicamente en mujeres posmenopáusicas. Están disponibles en forma de pastillas.

  • Agonistas de las hormonas LHRH y GnRH. Estos medicamentos impiden que el cuerpo produzca estrógeno y otras hormonas similares que también podrían favorecer el crecimiento de las células cancerosas en las mamas. Los medicamentos pueden administrarse en forma de inyección en un músculo o justo debajo de la piel. También vienen en forma de pastillas que se toman por la boca.

  • Cirugía. La mayor parte del estrógeno del cuerpo se produce en los ovarios. Por esto, podría practicarse una cirugía para extirpar los ovarios (ablación ovárica). Esta cirugía está indicada únicamente para mujeres que todavía no alcanzaron la menopausia. Se elimina la principal fuente de estrógeno del cuerpo. Esta cirugía puede aumentar la eficacia de otros tratamientos hormonales.

Efectos secundarios posibles del tratamiento hormonal contra el cáncer de mama

Todas las formas de tratamiento hormonal producen efectos secundarios similares que se parecen a los síntomas de la menopausia. Pueden incluir lo siguiente:

  • Sensación repentina de calor (sofocos)

  • Ausencia de período menstrual

  • Sudores nocturnos

  • Agotamiento físico (cansancio extremo)

  • Menor interés en el sexo

  • Sequedad o flujo vaginal

  • Cambios del estado de ánimo

  • Dolor muscular

  • Dolor en las articulaciones

  • Náuseas o vómito

  • Aumento de peso

  • Dolores de cabeza

Estos pueden ser otros efectos secundarios de algunos tipos de métodos tratamiento hormonal:

  • Pérdida de masa ósea (osteoporosis)

  • Niveles más altos de colesterol

  • Cáncer de endometrio (la mucosa que recubre el interior del útero)

  • Mayor riesgo de coágulos de sangre, ataques al corazón y ataques cerebrales

Es importante saber qué medicamentos le administran y los efectos secundarios que puedan tener. Hable con sus proveedores de atención médica sobre los signos a los que debe estar atento y controlar, y cuándo debe llamar. Asegúrese de saber a qué teléfono llamar si tiene preguntas, incluso fuera del horario de atención y los fines de semana.

Cómo lidiar con los efectos secundarios

Los efectos secundarios varían de una persona a otra. Algunos de los efectos secundarios del tratamiento son temporales. Otros son más duraderos. Los efectos dependerán del tipo de tratamiento que se le administre y de cómo le afecta el cuerpo. Su proveedor de atención médica puede darle más información al respecto. Para ayudar a controlar sus efectos secundarios, ponga en práctica algunos de estos consejos.

  • Consulte con su proveedor de atención médica acerca de sus síntomas. Quizás le recete medicamentos que lo ayudarán a sentirse mejor y reducir los problemas.

  • No use bañaderas, saunas ni duchas calientes si nota que hacen empeorar sus síntomas.

  • Evite las comidas picantes, el alcohol y la cafeína si hacen empeorar los síntomas.

  • Haga ejercicio y otras actividades físicas para prevenir el aumento de peso y la pérdida de masa muscular.

  • Manténgase activo mentalmente.

  • Colabore con su pareja para lidiar con los cambios en su vida sexual. Los humectantes o lubricantes vaginales pueden contribuir a la salud general de la vagina y a la comodidad durante las relaciones sexuales.

  • Consulte con un psicoterapeuta o ingrese en grupos de apoyo.

Evaluación de sus progresos

Es importante saber qué medicamentos está tomando. Anote sus medicamentos. Pregunte a su equipo de atención médica cómo actúa cada uno y qué efectos secundarios podrían provocar. Hable con sus proveedores de atención médica sobre los signos a los que debe estar atento y controlar, y cuándo debe llamar. Asegúrese de saber a qué teléfono llamar si tiene preguntas. ¿Existe una línea telefónica diferente para llamar durante la noche y los fines de semana?

Durante el tratamiento, tendrá citas de control periódicas con el proveedor de atención médica. También es posible que le hagan pruebas. Son para que el proveedor de atención médica evalúe su salud y su respuesta al tratamiento. Cuando termine el tratamiento, su proveedor de atención médica hablará con usted sobre los resultados obtenidos. También considerarán si necesita otros tratamientos contra el cáncer.

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Louise Cunningham RN BSN
Última revisión: 6/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.