Health Library

Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Prueba de marcador tumoral alfafetoproteína (en sangre)

¿Esta prueba tiene otros nombres?

AFP, prueba de AFP

¿De qué se trata esta prueba?

Es un análisis de sangre que detecta la alfafetoproteína (AFP) en la sangre.

La AFP es producida, normalmente, por el hígado y el saco vitelino de un feto. Es la proteína principal durante los primeros 3 meses del desarrollo. La AFP disminuye drásticamente al año de vida y debería encontrarse en los adultos solo en niveles muy bajos.

La AFP es uno de los diversos marcadores tumorales. Los marcadores tumorales son moléculas de la sangre que aumentan cuando una persona tiene determinados tipos de cáncer. La AFP se encuentra principalmente en el cáncer del hígado y en los tumores de células germinales de los testículos o de los ovarios, que son poco frecuentes. Estos se encuentran en la glándula pineal, en el cerebro.

Algunas personas que tienen cirrosis o hepatitis crónica activa también tienen niveles más altos de AFP en la sangre. La AFP también es más elevada en las personas que tienen una afección genética poco frecuente llamada ataxia-telangiectasia.

¿Por qué debo hacerme esta prueba?

Es posible que le hagan la prueba si el proveedor de atención médica cree que tiene cáncer de hígado, cáncer de testículo o cáncer de cerebro, mediastino (pecho) o sangre.

También se usa para hacer un seguimiento del tratamiento contra el cáncer o para ver si reaparece después del tratamiento.

¿Qué otras pruebas podrían hacerme junto con esta?

Si el proveedor de atención médica cree que tiene cáncer de hígado, es posible que también le haga las siguientes pruebas:

  • Pruebas de la función hepática (LFT, por su sigla en inglés). Sirven para observar la parte del hígado que no está afectada por el cáncer y ver cómo funciona el hígado. Se hacen para detectar los niveles de determinadas sustancias en la sangre, como la bilirrubina, la albúmina, la fosfatasa alcalina (ALP, por su sigla en inglés), la aspartato aminotransferasa (AST, por su sigla en inglés), la alanina aminotransferasa (ALT, por su sigla en inglés) y la gamma-glutamil transferasa (GGT).

  • Pruebas de coagulación de la sangre. El hígado produce proteínas que ayudan a que la sangre se coagule. Es posible que le hagan análisis de sangre, como tiempo de protrombina (TP), para averiguar si el hígado produce estas proteínas de forma eficaz y para analizar el riesgo de sangrado.

  • Nitrógeno ureico en la sangre (BUN, por su sigla en inglés) y pruebas del nivel de creatinina. Sirven para determinar cómo están funcionando los riñones.

  • Hemograma completo (CBC, por su sigla en inglés). En esta prueba, se mide el nivel de glóbulos rojos, de glóbulos blancos y de plaquetas, que ayudan a que la sangre se coagule. También sirve para observar cómo funciona la médula ósea. En la médula ósea se producen los glóbulos nuevos.

  • Electrolitos y análisis químicos de la sangre. Los análisis químicos de la sangre se utilizan para determinar los niveles de ciertas sustancias, como el calcio, el potasio y la glucosa. Por ejemplo, los niveles de calcio y colesterol en la sangre pueden aumentar cuando tiene cáncer del hígado, mientras que el nivel de glucosa puede bajar.

  • Pruebas de detección de hepatitis viral. La hepatitis B y la hepatitis C están asociadas al cáncer del hígado, por lo que es posible que le hagan pruebas para detectar si tiene hepatitis viral. 

Quizás también le hagan pruebas de otros marcadores tumorales en la sangre, incluidos los siguientes:

  • Gonadotropina coriónica humana (hCG, por su sigla en inglés)

  • Lactato deshidrogenasa (LDH)

Además, el proveedor de atención médica puede pedirle pruebas de diagnóstico por imágenes, como una ecografía, una tomografía computarizada, una resonancia magnética o una biopsia, para detectar diferentes tipos de cáncer.

¿Qué significan los resultados de la prueba?

Los resultados de la prueba pueden variar según la edad, el género y la historia clínica, entre otros factores. Los resultados pueden variar según el análisis de laboratorio que se use. La AFP puede ser alta en personas adultas que están embarazadas o que tienen enfermedades hepáticas o algunos tipos de cáncer. Pero un nivel alto no siempre significa que haya un problema. Para saber qué significan, hable con el proveedor de atención médica.

La AFP se mide en nanogramos por mililitro (ng/ml). Los niveles de AFP en hombres y mujeres no embarazadas varían según la edad y la raza. En general, un nivel de AFP entre 0 ng/ml y 10 ng/ml o incluso hasta 40 ng/ml puede ser normal para los adultos. Pero los niveles normales varían, así que hable con el proveedor de atención médica sobre lo que significan los resultados en su caso.

Un nivel extremadamente alto de AFP en la sangre (mayor de 400 ng/ml) podría ser un signo de tumores en el hígado.

Los niveles altos de AFP pueden significar la presencia de otros tipos de cáncer, que incluyen la enfermedad de Hodgkin, linfoma y carcinoma de células renales (cáncer de riñón).

No todas las personas con estos tipos de cáncer tienen un nivel elevado de AFP. Los niveles elevados de AFP también podrían ser un signo de cirrosis o de hepatitis crónica aguda.

¿Cómo se hace esta prueba?

Para la prueba se requiere una muestra de sangre. Se utiliza una aguja para extraer sangre de una vena del brazo o de la mano.

¿Esta prueba implica algún riesgo?

Tomar una muestra de sangre con una aguja implica ciertos riesgos. Estos incluyen sangrado, infección, moretones o sensación de mareo. Cuando le pinchen el brazo o la mano con la aguja, es posible que tenga una leve sensación de escozor o dolor. Después, la zona puede estar adolorida.

¿Qué factores podrían afectar los resultados de la prueba?

Si está embarazada, el nivel de AFP en suero puede ser más alto de lo normal. Si tiene hepatitis o cirrosis, su nivel de AFP también puede ser elevado.

Si tuvo cáncer y el tratamiento funcionó, sus niveles de AFP deberían ser normales.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

No necesita prepararse para esta prueba. Asegúrese de que el proveedor de atención médica conozca todos los medicamentos, las hierbas medicinales, las vitaminas y los suplementos que usa. Estos incluyen los medicamentos que no necesitan receta y cualquier droga ilegal que pudiera estar consumiendo.

Revisor médico: Chad Haldeman-Englert MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Tara Novick BSN MSN
Última revisión: 9/1/2022
© 2000-2024 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.