Health Library

Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Regurgitación de la válvula mitral

¿Qué es la regurgitación de la válvula mitral?

Cuando la válvula mitral tiene pérdidas, se produce lo que se llama regurgitación de la válvula mitral. También se conoce como insuficiencia mitral. La válvula mitral es una de las cuatro válvulas del corazón. Estas válvulas ayudan a que la sangre fluya por las cuatro cámaras del corazón y hacia el resto del cuerpo. La válvula mitral está ubicada entre la aurícula y el ventrículo izquierdos. En su funcionamiento normal, la válvula mitral evita que la sangre regrese a la aurícula izquierda desde el ventrículo izquierdo. Pero, cuando hay una regurgitación de la válvula mitral, parte de la sangre se escapa por la válvula. Entonces, la sangre no fluye hacia el ventrículo como debe hacerlo. Debido a esto, el corazón debe trabajar más de lo normal para llevar sangre al cuerpo. Si la regurgitación empeora, parte de la sangre puede desviarse a los pulmones. Es común que haya una pequeña cantidad de regurgitación mitral. Sin embargo, algunas personas tienen regurgitaciones graves de la válvula mitral.

La afección puede ser aguda o crónica. En la afección aguda, la válvula presenta pérdidas de manera repentina. En estos casos, el corazón no tiene tiempo de adaptarse a las pérdidas de la válvula. Por lo general, los síntomas de la regurgitación mitral aguda son graves. En la forma crónica, la válvula presenta pérdidas graduales con el tiempo. Esto permite que el corazón se adapte a las pérdidas. En la regurgitación mitral crónica, los síntomas pueden ir de leves a graves.

¿Qué causa la regurgitación de la válvula mitral?

Una variedad de afecciones puede causar la regurgitación de la válvula mitral. Por ejemplo:

  • Válvula mitral flácida (prolapso de la válvula mitral)

  • Enfermedad reumática del corazón a causa de una infección por estreptococos no tratada

  • Arteriopatía coronaria o ataque al corazón

  • Determinadas enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoide

  • Infección de las válvulas del corazón (endocarditis)

  • Problemas cardíacos presentes al momento del nacimiento (congénitos)

  • Ruptura de las estructuras de soporte de la válvula mitral

  • Algunos medicamentos

  • Función anormal del músculo cardíaco (miocardiopatía)

  • Traumatismo

Es más probable que haya regurgitación aguda de la válvula mitral después de un ataque al corazón. También es más probable que se produzca tras la ruptura del tejido o del músculo que sostienen la válvula mitral. Puede suceder después de una lesión aguda o de una infección de las válvulas del corazón.

¿Quiénes están en riesgo de tener regurgitación de la válvula mitral?

Es más probable que tenga regurgitación de la válvula mitral en los siguientes casos:

  • No recibe tratamiento para una infección por estreptococos y desarrolla una enfermedad reumática del corazón

  • Se administra drogas por vía intravenosa. Esto aumenta el riesgo de tener una infección de las válvulas del corazón.

  • No recibe un tratamiento rápido para afecciones de salud que puedan derivar en el trastorno

Hay factores de riesgo que no puede cambiar. Por ejemplo, algunas afecciones que pueden causar regurgitación de la válvula mitral son, en parte, genéticas.

¿Cuáles son los síntomas de la regurgitación de la válvula mitral?

La mayoría de las personas con regurgitación crónica de la válvula mitral no notan ningún síntoma durante mucho tiempo. Las personas con regurgitación mitral leve o moderada no suelen presentar síntomas. Si la regurgitación se agrava, podrían empezar los síntomas. Pueden ser más intensos y frecuentes a medida que pasa el tiempo. Pueden incluir los siguientes:

  • Falta de aire al realizar esfuerzos

  • Falta de aire al recostarse

  • Cansancio (fatiga)

  • Menor capacidad para hacer ejercicio

  • Sensación incómoda del ritmo cardíaco

  • Palpitaciones

  • Hinchazón en las piernas, en el abdomen y en las venas del cuello

  • Dolor de pecho (menos frecuente)

La regurgitación aguda y grave de la válvula mitral constituye una emergencia médica. Puede causar síntomas graves, como los siguientes:

  • Síntomas de shock, como piel pálida, pérdida del conocimiento o respiración acelerada

  • Falta de aire severa

  • Ritmos cardíacos anormales que impiden al corazón bombear adecuadamente

¿Cómo se diagnostica la regurgitación de la válvula mitral?

El proveedor de atención médica analizará su historia clínica y le hará una exploración física. Con un estetoscopio, el proveedor revisará si tiene soplos cardíacos y otros signos de la afección. Es posible que también le hagan las siguientes pruebas:

  • Ecocardiograma para evaluar la gravedad

  • Ecocardiograma de esfuerzo para evaluar la tolerancia al ejercicio

  • Electrocardiograma (ECG) para evaluar el ritmo cardíaco

  • Resonancia magnética cardíaca

  • Ecocardiograma transesofágico

  • Cateterismo cardíaco

¿Cómo se trata la regurgitación de la válvula mitral?

El tratamiento varía según la causa de la afección. También varía según la gravedad y lo repentino de la afección. Y depende de su estado general de salud. La regurgitación de la válvula mitral puede aumentar el riesgo de sufrir otros problemas de ritmo cardíaco, como la fibrilación auricular.

Si tiene una regurgitación de la válvula mitral leve o moderada, puede que no necesite tratamiento. El proveedor de atención médica podría simplemente hacer un seguimiento de la afección. Si tiene una regurgitación moderada de la válvula mitral, con el tiempo, quizá deba hacerse ecocardiogramas periódicamente. El proveedor de atención médica también podría recetarle medicamentos, como los siguientes:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) y betabloqueantes para reducir el esfuerzo del corazón cuando no bombea bien en una persona

  • Medicamentos para reducir la frecuencia cardíaca si desarrolla fibrilación auricular

  • Pastillas contra la retención de agua (diuréticos) para reducir la hinchazón y mejorar los síntomas

  • Medicamentos anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos de sangre si tiene fibrilación auricular

En los casos de regurgitación grave de la válvula mitral, tal vez haya que hacer una cirugía. La cirugía suele necesitarse de inmediato si tiene regurgitación aguda y grave de la válvula mitral. El cirujano podría repararle la válvula mitral. En algunos casos, se necesita una válvula de reemplazo. El cirujano puede usar una válvula hecha de tejido cardíaco de cerdo, vaca o humano. Otra opción son las válvulas mecánicas artificiales. Hable con el cirujano sobre cuál es la opción indicada para usted. Pueden hacerle una cirugía abierta o una reparación mínimamente invasiva. Si tiene fibrilación auricular, es posible que el cirujano realice un procedimiento de laberinto. Es un tipo de cirugía del corazón con el que se puede prevenir un riesgo futuro de fibrilación auricular. En algunos casos, puede utilizarse una pinza para reducir la cantidad de regurgitación mitral. Con esto, puede eliminarse la necesidad de cirugía, o bien retrasarla. La regurgitación mitral moderada o grave puede causar problemas durante el embarazo. Tal vez haya que hacer una cirugía de la válvula antes de que la persona se embarace.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la regurgitación de la válvula mitral?

La regurgitación de la válvula mitral puede causar complicaciones tales como:

  • Fibrilación auricular (las aurículas del corazón no se contraen correctamente). Eso aumenta el riesgo de ataque cerebral.

  • Presión arterial alta en los pulmones (hipertensión pulmonar)

  • Dilatación del corazón

  • Insuficiencia cardíaca

  • Infección bacteriana de las válvulas del corazón. Es más probable después de la cirugía de reemplazo de válvula.

Para reducir el riesgo de estas complicaciones, su proveedor de atención médica puede indicarle:

  • Medicamentos anticoagulantes que previenen la formación de coágulos de sangre

  • Medicamentos para reducir el esfuerzo que realiza el corazón

  • Antibióticos antes de ciertos procedimientos médicos y dentales. En la mayoría de los casos, solo se necesitan antibióticos si tuvo una cirugía de válvula o una infección bacteriana previa de las válvulas del corazón.

Vivir con regurgitación de la válvula mitral

Deberá controlarse con el proveedor de atención médica de manera regular. Consulte al proveedor de atención médica de inmediato si los síntomas cambian. Preste atención a los síntomas cuando haga ejercicio. Puede que empeoren durante la actividad física. Hable con el proveedor acerca de su programa de ejercicios y de lo que es adecuado para usted. Si tiene una regurgitación mitral progresiva, es posible que el proveedor de atención médica le aconseje no practicar deportes de competición. Informe a todos sus proveedores de atención médica y dentistas sobre sus antecedentes médicos.

El proveedor de atención médica quizá prefiera tratar problemas cardíacos relacionados con la regurgitación de la válvula mitral. Los tratamientos pueden incluir lo siguiente:

  • Una alimentación saludable para el corazón, con bajo contenido de sal (para reducir la presión arterial y el esfuerzo que hace el corazón)

  • Medicamentos para bajar la presión arterial

  • Medicamentos para reducir el riesgo de arritmias

  • Disminución de la cafeína y del alcohol para reducir el riesgo de arritmias

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Si nota que sus síntomas van lentamente empeorando, debería visitar a su proveedor de atención médica. Puede que necesite cirugía o un cambio en los medicamentos.

Consulte de inmediato al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Tiene severa falta de aire o dolor de pecho

  • Nota síntomas nuevos y repentinos

Información importante sobre la regurgitación de la válvula mitral

  • Cuando hay regurgitación, la válvula mitral del corazón tiene pérdidas. Parte de la sangre regresa a la aurícula izquierda desde el ventrículo izquierdo.

  • Es posible que no tenga síntomas durante muchos años.

  • La regurgitación crónica de la válvula mitral puede empeorar y requerir cirugía.

  • La regurgitación aguda y grave de la válvula mitral constituye una emergencia médica. Se necesita cirugía de inmediato.

  • Consulte al proveedor de atención médica para hacerse chequeos periódicos y controlar la afección. Si los síntomas empeoran o se agravan, consulte al proveedor de atención médica de inmediato.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Steven Kang MD
Última revisión: 3/1/2022
© 2000-2024 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Contact Our Health Professionals
Follow Us